el ángel exterminador

“El Ángel Exterminador” en el Teatro Español

El viernes 23 de febrero tuvimos el placer de asistir a una maravillosa y moderna adaptación de la obra cinematográfica de Luis Buñuel, El Ángel Exterminador, de la mano de Blanca Portillo y Fernando Sansegundo.

El público pudo disfrutar de esta obra en el Teatro Español del 18 de enero al pasado 25 de febrero, aunque debido al accidente de Alberto Jiménez, el actor que en un principio daba vida al personaje de Cristian, tuvo que suspenderse la sesión del jueves 22 de febrero. Alberto Jiménez fue sustituido por Fernando Sansegundo en las siguientes actuaciones. Desde Madrid Eventos, esperamos  que Alberto Jiménez tenga una pronta recuperación y también deseamos mostrar nuestra gratitud y felicitaciones a Fernando Sansegundo, quien sin lugar a dudas estuvo a la altura del papel.

Empezando por la escenografía, un enorme cuadro representando al hombre prehistórico y salvaje, como vaticinando el devenir de los protagonistas, reina en el centro del escenario junto con otros objetos de aspecto de porcelana, como una enorme jirafa o varias figuras de dálmatas en una esquina de la escena. Una escenografía práctica, sencilla, pero que sin lugar a dudas muestra en su conjunto el alto estatus social de sus propietarios y huéspedes, los personajes. Y, por supuesto, no podemos pasar por alto la sorpresa final en la cual el escenario al completo se transforma en apenas unos segundos. Una composición asombrosa que, junto al olor a incienso, no dejó a nadie indiferente.

El trabajo de los actores y actrices a lo largo de El Ángel Exterminador, su personificación y evolución, hace de la puesta en escena y el reparto uno de los puntos más fuertes de esta adaptación. Como ya dijo Blanca Portillo en su entrevista para el Teatro Español, uno de los retos con los que se encontró la directiva fue el de reducir y sintetizar las más de veinte personalidades que en la película original se encontraban dentro del comedor principal hasta lograr un total de catorce actores y actrices bien diferenciados entre sí y que se combinaran a la perfección. Un reto que han superado con creces y que ha dotado a la obra de un carácter único y llamativo. En este aspecto queríamos destacar la maravillosa actuación de Raquel Varela, cuyas intervenciones hicieron que nos estremeciéramos en nuestros asientos.

No podemos terminar este artículo sin hacer mención al ingenioso guion que nos mantuvo en constante emoción y tensión. Junto con sus respectivos momentos de silencio, necesarios y aprovechados hasta el último de sus segundos, las palabras y los vacíos se entrelazaban a la perfección haciendo del guion un ritmo agradable al oído. Si bien en ciertas ocasiones las palabras parecían perderse, debido quizás a la sonorización del cubículo en el que se encontraban los actores y actrices, no resultó impedimento a la hora de comprender la trama de la obra.

Por último, queríamos agradecer a la organización que nos ofreció la oportunidad de disfrutar de El Ángel Exterminador la perfecta ubicación de nuestros asientos los cuales, premeditada o fortuitamente, se encontraron en la mejor posición posible; esto es, en el asiento contiguo al que utilizó Raquel Varela durante toda la función. Hizo de esta maravillosa experiencia, además, una experiencia única e inolvidable.

Puedes ver toda la información aquí.